Menú Cerrar

¿Puede un generador portátil alimentar una caldera?

¿Puede un generador portátil alimentar una caldera

Una de las preguntas más frecuentes sobre los generadores es si va a poder alimentar una caldera.  A nadie le gusta ducharse con agua fría, y más en lugares donde las temperaturas son algo bajas.

Si sufres un apagón o corte de luz, puede que sea de lo primero que quieras alimentar, para no quedarte sin agua fría en ningún momento.

Tener una fuente de energía de respaldo puede ser bueno para momentos de cortes de luz.

¿Cuántos vatios usa una caldera?

Lo primero que necesitas saber es la potencia necesaria para la caldera. Esto te va a permitir alimentar la caldera y otros aparatos eléctricos.

Una vez sepas los vatios necesarios, es tiempo para buscar el generador ideal. Por lo general, la caldera doméstica suele funcionar con 1.500 a 2.000 vatios de potencia.

Aunque hay casas algo más grandes que pueden tener más de una caldera. Para que tengas una idea, vas a necesitar un generador con 1.500 o más de vatios en funcionamiento para la caldera.

En caso de múltiples calderas, solo tienes que sumar todos los vatios requeridos para ver cuanta potencia vas a necesitar.

Por lo general, te recomiendo que compres un generador con 500 o 1.000 vatios de más para poder alimentar otros aparatos eléctricos en caso de un apagón.

Tipos de vatios

Puedes encontrar en un generador los vatios de arranque o inicio y los vatios en funcionamiento o nominal. Estos dos valores hay que tenerlos en cuenta.

En la caldera puedes encontrar los vatios para cada uno, y siempre los vatios iniciales son más altos que los vatios en funcionamiento.

Esto te tiene que servir para no confundirte y coger un generador con una potencia que no puede cubrir los vatios de la caldera.

Fíjate en los vatios en funcionamiento, que es el valor más bajo y el que va a indicarte si va a poder mantener la caldera en funcionamiento. Para asegurarte, siempre puedes coger un generador de algo más de potencia, unos 500 a 1.500 vatios de más.

Lo más importante

Como hemos mencionado antes, lo más importante es revisar la potencia necesaria. Para ello, deberás revisar la etiqueta de la caldera donde se puede encontrar esta información.

En caso de que no sea así, contacta al fabricante o busca por internet el mismo modelo para asegurarte de que son los vatios correctos.

Con este valor, ya puedes comprar el generador o usarlo sin ningún miedo, siempre y cuando tenga los vatios necesarios.

En caso de que el generador no tenga vatios suficientes, puede producir una sobre carga y dañar el generador, por lo que es muy importante asegurarse bien de los vatios requeridos.

Con generadores de rango de 2.000 a 3.000 vatios pueden ser ideales para alimentar la caldera de tu casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *